jueves, 6 de abril de 2017

4 MONTHS IN BELFAST

Hello there,

Tenía ya demasiadas ganas de escribir en este blog tan altamente curativo y terapéutico. Lo que no tengo es tiempo, ando como loca de acá para allá, probablemente si me buscas me encontrarás conduciendo un mitsubishi enorme por Ireland/Northern Ireland, y menos probablamente me podrías encontrar conduciendo como una loca un Mini azul, intentando en ambos casos bloquear mi lado español del cerebro, sobre todo cuando adelanto a alguien por la derecha y no puedo evitar pensar que la poli me va a multar más pronto que tarde.

Lo que hace vivir abroad...ya tengo todos los ingredientes para hacer una deliciosa paella, y tras un skype con mi madre de 1 hora, creo que estoy preparada para rehogar las alcachofas (si consigo encontrar en el supermercado jaja), freír, cocer, y demás historias previas a seguramente pedir una pizza del Domino´s, jaja.

Si pudiera definir con una palabra mi nueva vida en Belfast, quizá la palabra sería overwhelming, pudiendo tener un sentido positivo y negativo, a la vez. Lo que está claro es que esta etapa no pasará desapercibida y merecería un par de buenas escenas si rodara una peli sobre mi vida.

El trabajo es duro y me hace exigirme hasta límites que jamás pensé que llegaría, pero, por favor, no me voy a engañar, a mi eso es lo que me va, una vida challenging, llena de retos que con esfuerzo puedes superar. Todo está lleno de alicientes, everywhere, sólo me hace falta no perderlos de vista nunca.

Y, bueno, mi yo más cultural está aflorando y me da hasta miedo. Llevo más libros que nunca leídos en lo que va de año, a pesar del estrés, y he vuelto a tocar el violín, de hecho practico casi a diario, y he ampliado mis horizontes musicales considerablemente.

Del inglés mejor no hablo...still thinking twice, and it makes me be so tired by the end of the day. Pero a veces es muy gracioso todo, como cuando te dicen que pronuncias alguna expresión de forma que significa otra cosa totalmente diferente, verdaderamente fuera de lugar, sólo porque quieres decir que necesitas centrarte en una sola tarea para hacerla bien. Hay que llevar mucho cuidado, de hecho prefiero no mencionar la playa mucho, just in case jaja.

Aquí algunas fotos de mis peripecias irlandesas...sí, esta isla es una preciosidad, pero yo echo mucho de menos España y el Mediterráneo y el olor a azahar de mi plaza, e ir en manga corta y algunas cosas más.

Como véis, mi vida ahora es un continuo road trip por Irlanda :)











Os dejo con esta preciosidad de canción y me voy a trabajar, que ya es hora.




Besicos y gracias por seguir ahí, a ver si me animo a escribir en inglés también, por aquello de la inmersión total.














jueves, 2 de marzo de 2017

REFLEXIONES EN PLENO ULSTER VOL. II

BELFAST, NORTHERN IRELAND.
Comienza marzo, ya está casi superado el invierno (mentiras tranquilizadoras). Llevo ya un cuarto de año en esta ciudad, en esta isla tan pequeña y tan verde y exótica para mí. 

Echo de menos el sol, las temperaturas invernales por encima de 15 grados, el azul del cielo, la luz de verdad. Echo de menos a mi madre, simplemente pasar tiempo de vida con ella y disfrutar de ello, sin más expectativas. Echo de menos a mis sobrinos con sus cosas de niños, echo de menos achuchar a mi hermana, escuchar a mis hermanos hablando entre ellos con toda su complicidad, echo de menos el ver la ternura y amor con la que me hablan y mirar, así en general. 

Echo de menos pasear sin ir con la cara congelada, fumándome un cigarrito de vez en cuando mientras paseo por el río, o por donde sea, pero con ese olor característico a azahar, a clima Mediterráneo, a sur. 

Pero sobre todo echo de menos esa sensación de felicidad que sentí fugazmente cuando defendí mi tesis doctoral y conseguí trabajo. Buah...Lo malo es que después vino una sensación horrible de angustia, tristeza, nostalgia, pena...para quedarse. 

El destino me alcanzó y ahora hay que remontar. El problema es que soy muy propensa a luchar por causas perdidas, a no hacer caso de mi intuición, que yo creo que es el link entre corazón y razón. Yo soy una emocional al estilo más purista. No confundan por favor con ser gilipollas...oh wait! Eso es, soy gilipollas. 

Pues sí, queridos lectores, soy gilipollas. Y a mucha honra. Esa soy yo y me toca aceptarme. Ahora que me voy empezando a conocer, veo cosas que no me gustan. Quizá ha sido la vida, con sus giros inesperados, la que ha hecho que se revelaran facetas de mi que ahora han quedado al descubierto. Vaya putada...pero vida sólo hay una, so...what can I do? 

La vida es una broma muy pesada, repleta de decisiones que tenemos que tomar sin estar preparados para ello. Nunca estamos preparados, nadie nos enseña cómo vivir, la vida es una asignatura que tienes que ir aprobando sin estudiar...no me explico cómo hay gente que saca notaza, yo voy de culo, pero al final todos nos graduamos igual, cuando ésta acaba. Unos pasan la carrera de la vida de fiesta en fiesta, saboreando cada momento, bueno o malo, con una sonrisa. Asumen sus cagadas, sus puntos flacos, sus errores garrafales. Otros luchamos contracorriente, vivimos frustrados por no sabernos la lección porque no hay apuntes, intentamos sacar sobresaliente y como no lo conseguimos (casi nadie lo consigue), estamos tristes, frustrados, angustiosos y en la cuerda floja en muchos momentos. 

Ay!! Cuándo aprenderemos los de mi calaña que en la vida, la mayoría de cosas importantes se escapan de nuestro alcance!! Y lo que no puedes controlar, te va a hacer muuuucho daño si no te relajas y asumes que se escapa de tu control y que no depende de tí...

Casi 30 tacos y me veo más ignorante que nunca, en todos los sentidos. Quizá estoy en ese momento de ir para atrás un poco justo antes de lanzarse a la good life, la metáfora del arco y la flecha, who knows, I wish.

Me quedo atrapada en las cosas malas, en el dolor, en lo dañino. Parece que monta campamento en el bosque de mi alma y hace fuego para calentarse y me quema por dentro. Y yo dejo que me queme, o no puedo evitarlo, no lo sé. 

------------------------------------------------------------------------------------------------------

Vaya tela...y no estaba inspirada hoy...Una de mis canciones favoritas ha ayudado mucho.

Esta canción también está de rabiosa actualidad en un momento de mi vida en el que siento que soy un fantasma en otro lugar de la Tierra, a 2500 kms de donde vivo ahora. El lugar donde he vivido casi toda mi vida. Pero eso es otra historia, que da para otro post, como mínimo. 


Ya no doy ni las gracias por leer, qué desfachatez por mi parte...Gracias por leer estas paranoias y empatizar. Os dejo con una foto de mi outfit habitual de invierno irlandés con mi alter ego animal, por las ojeras, digo.






viernes, 10 de febrero de 2017

PUNCH DRUNK, DUMB STRUCK, POT LUCK HAPPY HAPPY

Curse the things that made me sad for so long 
Yeah it hurts to think that they can still go on 
I'm happy now?
Are you happy now?

Escuchad y leed esta masterpiece: MOOD


He estado guardando en un tarro de esos que cierran y hacen vacío toda la mierda que voy acumulando dentro de mi, todos los sentimientos podridos y que me hacen peor persona, pero que siento y esto es así. 

Llevo ya perdida la cuenta de cuántos tarros he llenado de ese líquido negro viscoso y que apesta a rencor, angustia vital, odio y reproche. 

Hoy es día de deshollino, yo no lo elijo, lo elije mi pobre y maltratado corazón, que últimamente no para de gritarme: ¡BASTA! Y yo agacho la cabeza y le pido disculpas, pero no puedo decirle que esto se ha acabado, porque no es así. Lo siento tío, te toca cargar conmigo, nos necesitamos para seguir en este mundo. Y la cuerda se tensa tanto que parece que la mayor liberación sería cortarla para acabar con esta existencia llena de sufrimiento. 

Trato de ver esto con perspectiva para objetiva y racionalmente sentir que overall la vida merece la pena y que todo tiene un sentido (jaja, objetiva y racionalmente sentir, me parto). 

No soy un gurú de la felicidad ni me han gustado nunca los extremos, pero estoy cansada, estoy hasta los cojones de la vida, en serio, vale ya. Mis problemas serán una puta chorrada para otras personas, I understand that, pero a mi me ahogan y quizá me ahogue en un vaso de agua, pero mi vida es quizá tan pequeña e insignificante como un pequeño vaso de agua. 






martes, 7 de febrero de 2017

MOVING FORWARD

Caminando a paso ligero entre preciosos alcornoques, estrenando mis botas de campo nuevas, dejando la mente en blanco, pensaba en esta música tan bella de un catalán que me descubrió un norirlandés de Derry...lo que es la vida...


Qué ganas de volver a Cataluña...cualquier finde me escapo a Barcelona, a mi Costa Brava y Girona queridas... De momento he estado en España unos días, un tanto raros y llenos de matices, pero en general muy positivos. He conocido gente muy molona, he pasado momentos bonicos, he salido un poco de mi zona de confort y eso me ha hecho mejorar a muchos niveles, he estado en mi Granada, he disfrutado de chupitos de sol español...y un largo etc, de experiencias que han merecido muchísimo la pena, la mayoría enfocadas a convertirme en una buena investigadora.

Moving forward es mi moto en estos momentos: nuevas canciones, nuevas personas, nuevos lugares, nuevos retos, nuevo coche, nuevas experiencias, nuevos sentimientos...

Aprender a decir NO, pasar página, pasar hasta el libro entero si es necesario, y abrir nuevos y emocionantes libros de esos que te enganchan, de esos que te mueres por saber qué pasa pero sin dejar de disfrutar todas y cada una de sus páginas (como los que me compré en España, uno ya devorado, precioso, ya os hablaré de él).

Pero mi mayor reto es el de rodearme de gente que me haga sentir bien y con la que pueda ser yo misma, y que eso, ser yo misma, sea apreciado y valorado así como yo valoro a la gente que quiero simplemente por ser como es, por existir. No a lo tóxico en todas sus formas. No a lo que no deja avanzar, no a lo que te hace sentir como una mierda. Sí a la gente que saca lo mejor de un@, que te hace ser tu mejor versión, que te hace tener más autoestima, ver todo lo que eres capaz de conseguir. No a quienes te hacen sentir pequeñit@ e insegur@ cuando no lo eres. 

Hoy diluvia en Belfast, y hace un frío del carajo. Me voy a ver Trainspotting 2, que hoy es crazy tuesday y cuesta 3.5 libras, más barato que en Murcia, zagales! Voy a ir amoldando mis oídos al acento escocés, eso sí. 

Os dejo con una imagen de la preciosidad que fue mi día en el Parque Natural de los Alcornocales, en Cádiz. Belleza de Cork y Algerian oaks (lo que vienen siendo Quercus suber y Quercus canariensis). Belleza de lugar, de paz, de todo. 









viernes, 20 de enero de 2017

REFLEXIONES EN PLENO ULSTER

No me gusta la Navidad. Pertenezco a ese porcentaje de la población que perdió a un ser querido por estas fechas y los recuerdos que tengo son bastante tristes. Además creo que todos deberíamos estar felices y festivos y generosos y con buenos deseos durante todo el año, no sólo en estas fechas, porque sí.

La Nochevieja me pone triste, me asusta que el tiempo pase, que escape de nuestras manos otro año, el puto inexorable paso del tiempo, tempus fugit.

Y los propósitos de Año Nuevo ya es que me horrorizan. Si tu vida era una mierda, lo seguirá siendo aunque en el calendario ponga 2017 en vez de 2016, la vas a cagar igual si ha de ser así, las cosas te irán bien si así tenía que ser, da igual la fecha, el año, da igual que el Sol haya dado una puta vuelta más alrededor de la Tierra. Y esas presiones de dejar de fumar, aprender chino, ir al gimnasio...empieza algo challenging cuando te nazca hacerlo, cuando lo desees, da igual la fecha. He dicho. Just my opinion.

Hace unos días fue el aniversario de la muerte de mi padre. He escrito ya muchísimo sobre él en este blog, hablando de lo mucho que le quería, de que era la ostia y que mi vida desde que se fue cambió para siempre, a peor, y que le echo de menos cada día de mi vida y que nunca superaré esa pérdida y tan pronto en mi vida.

Ahora que no atravieso un buen momento es aún más recurrente para mi la frase de: qué diferente sería mi vida si mi padre no hubiera muerto". Nada puedo hacer a ese respecto. Lo que sí puedo hacer es enderezar mi vida y darle un honroso sentido. Quizá no todos podamos alcanzar la felicidad completa, quizá sea cuestión de no pretenderlo...



Escuchen esta obra maestra, Le Onde, de Ludovico Einaudi, en serio. De nada :)


Estoy perdida dentro de mi vida. Los distintos compartimentos, que deberían estar separados, están mezclados en un líquido oscuro y espeso en el que estoy inmersa, como Alicia en el País de las Maravillas, cuando dentro de una botella va flotando, sintiéndose muy pequeña e impotente. Menuda metáfora. 

Una permanente angustia vital llena mis días, regados con preciosas y tristes canciones que empatizan con mis sentimientos. Sólo ellas pueden empatizar conmigo, pues ni siquiera yo sé qué cojones pasa aquí. Menuda researcher.


LA VIDA...



ENERO 2017. CABO ROIG. CAPTANDO TODO EL SOL POSIBLE...HICE BIEN.